Google+ Followers

domingo, 2 de abril de 2017

En Medioambiente “ahora” un paso para atrás con Trump

Ahora no podemos darnos el lujo de ir lento en asuntos del medioambiente y mucho menos de echarnos para atrás, ya van muchos años que los científicos y activistas nos advierten sobre los efectos de la contaminación.

En el Informe Planeta Vivo 2016, Marco Lambertini, director general de wwf, dice: “Durante décadas, los científicos han advertido que las acciones humanas están empujando la vida de nuestro planeta a una sexta extinción masiva. Las pruebas del Informe Planeta Vivo de este año corroboran estas advertencias. Desde 1970, las poblaciones de vida silvestre han sufrido un declive preocupante que, en promedio, llega a 58% y podría alcanzar 67% al final de la década.” (WWF, 2016)

Nuestro papel como especie en el cambio climático es tan central que ahora se dice que hemos hecho entrar a la tierra en una nueva época llamada “Antropoceno”, aunque este concepto no es aceptado por la geología en general, nos da una idea de cuánto estamos afectando al planeta.

“Estamos entrando en una nueva época de la historia de la Tierra, el Antropoceno. Una época en la que los seres humanos, más que las fuerzas naturales, son la causa principal del cambio planetario. Pero nosotros también podemos redefinir nuestra relación con el planeta, pasar de una relación derrochadora, insostenible y depredadora a una en que las personas y la naturaleza puedan coexistir en armonía.” (WWF, 2016)

La orden ejecutiva que el Presidente Trump firmó el martes pasado busca revertir varias políticas medioambientales que se habían aprobado en el periodo de Obama.

La verdad es que Estados Unidos nunca ha hecho mucho por cuidar el medioambiente, está entre los países que más contaminan. La huella ecológica de E.U. en 2012 según el WWF y colaboradores fue mayor a 7 hag[1], mientras que la biocapacidad[2] de la tierra para ese mismo año fue de 1.7 hag. Esto quiere decir que Estados Unidos consumió al menos 4.11 veces la cantidad de recursos[3] que la tierra podía ofrecer de manera sustentable.

“La orden ejecutiva dice que es de interés nacional evitar cargas regulatorias que estorben innecesariamente a la producción de energía, limiten el crecimiento económico y la creación de empleos. Más aun, el prudente desarrollo de esos recursos naturales es esencial para la seguridad geopolítica de la Nación”[4]

Básicamente, la orden quiere permitir la  producción de energía a partir de carbón, gas natural, e incluso energía nuclear sin ninguna restricción; y encima dicen que es esencial para la seguridad geopolítica.  

No hay duda de que lo que pase con esta orden ejecutiva afectará no solo a E.U sino a todo el mundo. Las políticas medioambientales de países con grandes huellas ecológicas como Estados Unidos, Canadá, Australia, y Suecia nos afectan a todos.

WWF. 2016. Informe Planeta Vivo 2016. Riesgo y resiliencia en el Antropoceno. WWW International, Gland, Suiza. Disponible en http://awsassets.wwf.es/downloads/informeplanetavivo_2016.pdf

The White House Office of the Press Secretary, Presidential Executive Order on Promoting Energy Independence and Economic Growth. Disponible en https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2017/03/28/presidential-executive-order-promoting-energy-independence-and-economi-1

Merica Dan, Trump dramatically changes US approach to climate change. Disponible en http://edition.cnn.com/2017/03/27/politics/trump-climate-change-executive-order/index.html





[1] Hectáreas globales
[2] La biocapacidad es una medida del área biológicamente productiva existente, capaz de regenerar los recursos naturales bajo la forma de alimentos, fibra y madera, y de secuestrar dióxido de carbono.(wwf 2016)
[3] Incluyendo bosques para secuestro de carbono
[4] Traducido de https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2017/03/28/presidential-executive-order-promoting-energy-independence-and-economi-1